¿Cuánto cuesta realmente un piso en Madrid?

Cuánto cuesta realmente un piso en Madrid

En 2017, el alquiler de inmuebles en Madrid se incrementó debido a la progresiva ascensión del coste del metro cuadrado que, como media, se situó en 13,1€. Este crecimiento desmedido ha afectado directamente a las rentas mensuales de alquiler y lo cierto es que únicamente atiende a la ley de la oferta y la demanda, en un sector cada vez más condicionado por el alquiler de viviendas turísticas.

Claves en la subida de precios

La escasa oferta de viviendas en alquiler y la creciente demanda han encarecido el sector, de tal forma que en algunos distritos de la capital se ha llegado a subir de 600 a 750 euros la renta mensual. Esta situación, un tanto descontrolada, ha originado la desorientación tanto de propietarios como inquilinos, unos para aumentar el rendimiento de sus inmuebles y otros para evitar pagar precios excesivos.

Sin embargo, los profesionales del sector ven normal este incremento de precios, dado el progresivo aumento de los alquileres en España de un 10% a un 20% en los últimos años, algo que nunca había sucedido en un país donde la propiedad sigue siendo la primera opción a la hora de acceder a la vivienda.

Las zonas céntricas son las más caras, más aún por la competencia con el alquiler turístico. Sin embargo, a medida que nos alejamos del distrito centro, los precios tienden a regularizarse. En el distrito Centro el metro cuadrado vale 15,7 euros, 15,1 en Chamberí, 13,8 Salamanca y 13,1 Moncloa-Aravaca.

Los distritos más baratos son Villaverde (6,9), Vicálvaro (7,5) y Puente de Vallecas (7,6). De los 21 distritos madrileños, ocho están por encima del listón de los 1.000 euros mensuales y otros ocho se mueven entre 500 y 700 euros. Las rentas se incrementaron en el último año hasta un 24,1% en Chamberí y un 23,6% en el distrito Centro. En Villaverde y Vicálvaro aumentaron un 6,1% y un 8,6%

Factores condicionantes para fijar un precio de renta

No hay que olvidar que fijar un precio correcto en la renta de alquiler, según las fluctuaciones del mercado, permite alquiler más rápido y obtener rentabilidad cuanto antes. Hay que tener en cuenta estos factores:

  • Llevar a cabo un análisis de la oferta y la demanda de la zona
  • Considerar las características de la vivienda como aislamiento y  calificación energética.
  • Si no se tienen los conocimientos necesarios es mejor contar con los servicios de un profesional del sector para tener todas las garantías.

Los expertos señalan que la administración debe encontrar el punto de equilibrio en el sector para que los precios no se disparen. Para ello deberían crear más incentivos para el alquiler, por ejemplo con beneficios fiscales, tanto para propietarios como inquilinos que cumplan la ley.

Los nuevos contratos de arrendamiento ya se están firmando con las subidas que se han producido en los últimos meses, sin embargo, los inquilinos que ya tienen contratos antiguos experimentarán una subida más moderada, según el IPC.

Una vez concluido el contrato, si se acuerda una prórroga tácita, la renta inicial debe ser respetada, aunque el propietario siempre puede resolver el contrato anterior y redactar uno nuevo con la nueva renta que estime oportuno.

Visite estos enlaces si esta pensando en alquilar un inmueble en Madrid:

Alquilar piso en Madrid
Alquilar casa en Madrid
Alquilar inmueble en Madrid

Qué piden para alquilar un piso: todo lo que debes saber

A la hora de alquilar un piso, tanto inquilinos como propietarios, si es la primera vez que lo hacen, se plantean la misma pregunta.

¿Qué es lo que se necesita para alquilar un inmueble?

Muchas son las dudas al respecto y creemos que es necesario aclarar punto por punto cada aspecto legal para contestar de la mejor manera posible. Aquí exponemos todo lo que la normativa legal vigente exige al inquilino y propietario en un contrato de alquiler seguro:

  • Documentación: el DNI o pasaporte del inquilino, así como del propietario, es imprescindible para formalizar un contrato de alquiler. Y no solo eso. También es necesaria la documentación de las personas que van a vivir en la vivienda.
  • Documentación laboral: otra de las preocupaciones de los propietarios es conocer la situación laboral de los candidatos, si están trabajando o en el paro y si pueden asumir sin problemas el pago de la cuota mensual de alquiler. Para resolver estas preguntas lo más habitual es pedir el contrato de trabajo actual, la nómina y los movimientos bancarios, así como un certificado de no incidencias bancarias, donde se muestra que no han existido descubiertos ni incidencias de impago en la cuenta.
  • Referencias del inquilino: el propietario puede pedir al futuro inquilino referencias de caseros anteriores para comprobar que no ha ocasionado ningún pr
  • Fianza y renta: una vez formalizado el contrato de alquiler, el inquilino deberá pagar la fianza legal correspondiente, que normalmente suele ser una mensualidad de renta. Esta se depositará en el organismo correspondiente de cada Comunidad Autónoma. Además, deberá abonar el mes por adelantado cuando reciba las llaves y, si ha contratado los servicios de una agencia inmobiliaria, pagar sus honorarios.

Estos son los principales aspectos legales que tanto propietarios como inquilinos deben tener en cuenta a la hora de firmar un contrato de alquiler. Pero, sin lugar a dudas, lo mejor para ambas partes será contar con los servicios de verdaderos profesionales del sector que asesoren convenientemente a unos y a otros para llegar a acuerdos y que ambos salgan beneficiadas. Se trata de una inversión en tranquilidad y seguridad para que todo se desarrolle por los cauces legales correspondientes.

Estos enlaces pueden ser de utilidad, si esta pensando en alquilar un inmueble ó vivienda:

Alquilar piso en Madrid
Alquilar casa en Madrid
Alquilar inmueble en Madrid

 

Perfil de los inquilinos que viven de alquiler

Perfil de los inquilinos que viven de alquiler

Perifil del inquilino español

Recientemente se ha publicado la sexta edición del “Perfil del Inquilino en España”, elaborado por “Alquiler Seguro”, donde se ha hecho hincapié en la tipología del inquilino más común en España. En un rápido resumen podemos decir que se trata de un varón, en la treintena, de nacionalidad española, con contrato indefinido en el sector servicios, con una antigüedad laboral de unos dos años y medio y con un sueldo promedio de 1100 euros al mes.

Un 42,78% de los encuestados era soltero, por un 32,6% de casados y 12,9% separados o divorciados. El estudio también dice que el 38,05% de los contratos que se firman es para dos personas, frente al 23,8% que es de una sola persona y el 20,6% que es de tres.

En cuanto a los salarios, como hemos dicho, el promedio oscila alrededor de los 1.100 euros al mes. Según el estudio, el 35,26% de los encuestados tiene un sueldo entre los 10.000 y los 20.000 euros anuales. El 20,21% de los inquilinos tienen unos sueldos entre los 30.000 y los 40.000 euros y solo el 3,35% de las personas encuestadas afirma percibir sueldos igual o superiores a 50.000 euros anuales.

Otro factor importante a la hora de analizar el sector del alquiler en España es el factor determinante por el que un inquilino elige una vivienda y no otra, y ese factor determinante, o al menos el más valorado por los encuestados, es la cercanía del inmueble con su lugar de trabajo, sobre todo en grandes ciudades donde las distancias son grandes.

En cuanto al tiempo que tarda un inquilino en encontrar vivienda, el estudio concluye que necesita una media de unos 19 días para conseguir lo que está buscando y el medio más utilizado es a través de los portales de internet. La estancia media del inquilino una vez ha firmado el contrato de arrendamiento normalmente es superior a los dos años.

Pero este no es solo el principal perfil de inquilino que sobresale en España. Especialmente después de la crisis han aumentado el número de familias con niños que, ante la imposibilidad de comprar una vivienda, se han visto obligados a alquilar su vivienda habitual y buscar un inmueble más asequible para vivir. De esta forma se convierten en inquilinos y caseros a la vez.

Parece que la crisis está dando los últimos coletazos y sin duda las tendencias de alquiler en España irán cambiando. Estaremos muy atentos a los posibles cambios en los próximos meses y años.

Enlaces de interés:

alquilar piso en Madrid
alquilar casa en Madrid
alquilar inmueble en Madrid