Perfil de los inquilinos que viven de alquiler

Perfil de los inquilinos que viven de alquiler

Perifil del inquilino español

Recientemente se ha publicado la sexta edición del “Perfil del Inquilino en España”, elaborado por “Alquiler Seguro”, donde se ha hecho hincapié en la tipología del inquilino más común en España. En un rápido resumen podemos decir que se trata de un varón, en la treintena, de nacionalidad española, con contrato indefinido en el sector servicios, con una antigüedad laboral de unos dos años y medio y con un sueldo promedio de 1100 euros al mes.

Un 42,78% de los encuestados era soltero, por un 32,6% de casados y 12,9% separados o divorciados. El estudio también dice que el 38,05% de los contratos que se firman es para dos personas, frente al 23,8% que es de una sola persona y el 20,6% que es de tres.

En cuanto a los salarios, como hemos dicho, el promedio oscila alrededor de los 1.100 euros al mes. Según el estudio, el 35,26% de los encuestados tiene un sueldo entre los 10.000 y los 20.000 euros anuales. El 20,21% de los inquilinos tienen unos sueldos entre los 30.000 y los 40.000 euros y solo el 3,35% de las personas encuestadas afirma percibir sueldos igual o superiores a 50.000 euros anuales.

Otro factor importante a la hora de analizar el sector del alquiler en España es el factor determinante por el que un inquilino elige una vivienda y no otra, y ese factor determinante, o al menos el más valorado por los encuestados, es la cercanía del inmueble con su lugar de trabajo, sobre todo en grandes ciudades donde las distancias son grandes.

En cuanto al tiempo que tarda un inquilino en encontrar vivienda, el estudio concluye que necesita una media de unos 19 días para conseguir lo que está buscando y el medio más utilizado es a través de los portales de internet. La estancia media del inquilino una vez ha firmado el contrato de arrendamiento normalmente es superior a los dos años.

Pero este no es solo el principal perfil de inquilino que sobresale en España. Especialmente después de la crisis han aumentado el número de familias con niños que, ante la imposibilidad de comprar una vivienda, se han visto obligados a alquilar su vivienda habitual y buscar un inmueble más asequible para vivir. De esta forma se convierten en inquilinos y caseros a la vez.

Parece que la crisis está dando los últimos coletazos y sin duda las tendencias de alquiler en España irán cambiando. Estaremos muy atentos a los posibles cambios en los próximos meses y años.

Enlaces de interés:

alquilar piso en Madrid
alquilar casa en Madrid
alquilar inmueble en Madrid

Qué cubre un seguro de impago

Alquiler seguro

La principal preocupación de los propietarios a la hora de poner en alquiler su vivienda son los impagos. Antes se pedían avales bancarios, por ejemplo, pero ahora los profesionales del sector apuestan más por los seguros de impago que ofrecen las agencias que gestionan un alquiler seguro, que permiten acceder a una vivienda de alquiler a inquilinos que, aun siendo solventes, no disponían del dinero suficiente para un aval.

¿Cómo funcionan lo seguros de impagos?

En primer lugar hay que decir que el seguro de impagos funciona como un filtro para seleccionar al inquilino, ya que la compañía aseguradora hace un estudio previo del candidato para comprobar su solvencia económica. Cuando se firma el contrato de arrendamiento, el seguro suele cubrir el pago de hasta 12 mensualidades adeudadas y, en algunos casos, pueden adelantarse incluso los recibos impagados, pero eso depende de la aseguradora.
La mayoría de estos seguros ofrecen defensa jurídica a los propietarios en todo tipo de conflictos civiles o penales con el inquilino. También cubren los desperfectos de la vivienda y los posibles robos causados por el arrendatario.

El coste de los seguros de impagos

El coste de los seguros de impagos suele oscilar entre el 3% y el 5% de la renta anual del inmueble. Por ejemplo, en una vivienda de 700 euros mensuales, el seguro supondría un coste de entre 252 y 420 euros anuales.
Otro aspecto a reseñar es que el propietario debe notificar cuanto antes el impago a la agencia inmobiliaria para comenzar con las gestiones pertinentes que se inician por la vía amistosa con el inquilino y suele terminar con la demanda de desahucio. Si pasados 45 días desde el primer impago, el propietario no lo ha notificado, pierde el derecho al adelanto de las rentas impagadas.
Una vez cumplidos los tres meses de plazo de impagos, el asegurado puede solicitar a la aseguradora el adelanto de las rentas impagadas hasta ese momento y que excedan de la franquicia pactada al inicio del contrato.
Sin duda los seguros de impago son cada vez más aceptados por parte de los propietarios. Según OESA (Observatorio Español del Seguro del Alquiler), 6 de cada 10 propietarios exigen a sus inquinlinos otras garantías distintas a la fianza y este tipo de pólizas son las que más han crecido en el último año. Por lo que parece, los resultados están siendo muy buenos, ya que casi el 70% de los propietarios renueva su póliza de impagos. Las principales razones son las coberturas que ofrecen, el coste, el informe de solvencia del inquilino y la rapidez de respuesta ante el primer impago.